miércoles, 20 de julio de 2011

Stipers, acupuntura sin agujas


Fruto de la necesidad de practicar la Acupuntura de un modo no invasivo, particularmente en niños pero también en pacientes con aversión a las agujas, nace en el 2003 la stiperpuntura. Tras años de investigación y experiencia con cuarzos y arcillas, sus creadores, Pedro Plaja y su mujer Milagros, consiguieron diseñar un formato de acupuntura genuino, innovador y no invasivo, que añade una herramienta más a nuestras consultas.



Se trata de unos discos esponjosos de silicio cristalizado aglomerado (SiO2), en otras palabra, partículas diminutas de cristales de cuarzo blanco en un pequeño fieltro redondo y blanco, que se aplican sobre la piel, y que actúan como un potenciador de ondas, ejerciendo un estímulo sobre el punto donde se ubican.

Aunque inicialmente los stipers eran de un único tamaño, existen hoy en día tres medidas para diferentes tipos de trabajo:
  • Stiper núm 12 - el original, para puntos de dolor, tratamientos antiinflamatorios.
  • Stiper núm 6 - más pequeño, para puntos de acupuntura, trabajos más puntuales y concentrados. Los colocamos dibujando formas geométricas.
  • Stiper núm 3 - el más pequeño, para aurículoterapia.
Los stipers ejercen dos tipos de acciones: una acción física, ejerciendo una acción anti-inflamatoria, antiálgica, y atrayendo más sangre al tejido subyacente, y por ello asegurando su mayor oxigenación y nutrición; y una acción energética, actuando como amplificador de la energía.

El tiempo de exposición es variable, dependiendo del tipo de tratamiento, y pude ir desde los 25 minutos (como si de agujas de acupuntura se tratase) a los 5 días, en casos de dolor. Y sus posibles aplicaciones van desde problemas articulares y musculares a problemas psico-emocionales, pasando por trastornos ginecológicos, recuperación de cicatrices, e incluso tratamientos de belleza.

Puede combinarse con otras medicinas energéticas, como la terapia floral del Dr. Bach, la Aromaterapia o la Homeopatía, impregnando el stiper con una muy suave dilución de dichas substancias ya que el stiper hará el efecto de amplificador del efecto de las terapias a las que se asocie. Su creador, Pedro Plaja, nos propone particularmente la combinación de Cromoterapia con la Stiperpuntura para conseguir un equilibrio físico, emocional y energético del organismo.

Sin duda, esta es una opción segura, sencilla pero también muy efectiva, de lograr el retorno al equilibrio, objetivo último de toda terapia, y una alternativa para aquellos que, de otro modo, no podrían gozar nunca de los numerosos beneficios de la Acupuntura.

http://www.stiperpuntura.com/Stiper.html

http://www.emol.com/tendenciasymujer/Noticias/2012/08/26/23156/Stiper-la-acupuntura-sin-agujas-que-poco-a-poco-toma-vuelo-en-Chile.aspx