miércoles, 27 de noviembre de 2013

QUISTE OVÁRICO HEMORRÁGICO. TRATAMIENTO CON NATUROPATÍA, REFLEXOLOGÍA Y FACIOTERAPIA

Mujer de 35 años, consulta por quiste ovárico hemorrágico detectado en consulta de ginecología en la última menstruación. Cursa con mareos, dolor, hemorragia, náuseas y distensión abdominal. Los síntomas empeoran de noche y con el cansancio. Lo atribuye a su estado emocional y cree que puede tener relación con el hecho de haber sido diagnosticada de hipotirodismo unos meses atrás.


Antecedentes personales
No reporta antecedentes personales importantes, a parte del hipotiroidismo, para el cual se está medicando con Eutirox. Toma también un suplemento de onagra para el síndrome premenstrual.

Antecedentes familiares
Es la menor de cuatro hermanos, dos hombres y dos mujeres. Su hermana ha sufrido apendicitis, depresión, y le extirparon un ovario. Sus progenitores viven los dos, la madre sufre de hipertensión arterial y le extirparon un riñón por cáncer.

Anamnesis
Comenta que sufre de cierta miopía en un ojo, bolo histérico en la garganta, se siente deprimida y llora frecuentemente (lo hace en nuestra primera visita). Orina frecuentemente, es miedosa, suelen dolerle las lumbares, le gusta el sabor salado más que el dulce y padece estreñimiento crónico. Tiende a la rumiación excesiva (motivo también por el cual le cuesta dormir), se le suelen reventar capilares, se le duermen las piernas y es más bien friolera.

Sueño
No descansa bien por la noche pues es dueña de un bar nocturno y tiene horarios irregulares, se acuesta a menudo a altas horas de la mañana. Padece insomnio de segunda hora.

Hábitos - alimentación
Bebe alcohol socialmente, fuma  de 5 a 10 cigarrillos al día, toma un café diario y consume cannabis ocasionalmente. Va a clases de pilates dos veces por semana. No siente especial fatiga. Su alimentación es desordenada, no cocina mucho. Considera que consume poco líquido y poco pescado.

Estrés
Su nivel de estrés en una escala del 0 (nada) al 10 (mucho) es un 6. Su principal estresógeno es el trabajo, pero en consulta menciona también estrés con la pareja por una separación temporal por la que acaban de pasar.

Estado emocional
Se siente asustada y nerviosa anímicamente (en sus palabras).

Exploración
Mide 1’60m y pesa entre 52-55kg, menciona que nunca se pesa porque en el pasado sufrió un capítulo de trastorno alimenticio y cuando lo superó no se volvió a pesar más. Sus analíticas recientes son anodinas, excepto la ecografía, que revela el quiste.

Su pulso es tenso en barrera en la mano izquierda (hígado), bajo en raíz en las dos manos (riñón), y más pronunciado en zona de pulmón.

Su lengua es rosada, con puntos rojos y temblorosa, indicando estrés y agitación. La capa es seca indicando cierto calor.

Su iris es mixto (verdoso) subtipo ferrocromatosis. Revela una pupila en simpaticotomía, indicando un estado de alerta, y que a su vez comprime el sistema digestivo; pigmentos en zona de collarete sugieren toxicidad intestinal; y tiene una pequeña cripta en la zona pulmonar/coronaria.

Su esclera revela flema en zona de pulmón, y congestión digestiva, y de los sistemas nervioso y circulatorio.

Diagnóstico
Según la Medicina Tradicional China, se percibe un estancamiento de Qi de hígado que se convierte en fuego y ataca a pulmón. Esto se combina con un vacío de Qi de riñón de fondo, por agotamiento y constitucional (antecedentes familiares). El agua (riñón) no riega a la madera (hígado) y esta se estanca. A la vez el hígado estancado (hijo) roba la energía de la madre (riñón) realimentando este cuadro.  El hígado estancado también agrede a bazo, provocando bolo histérico, rumiación excesiva, insomnio y flema.

Tratamiento
Mi cliente no desea un tratamiento con acupuntura, de modo que optamos por la Reflexología y la Facioterapia. Además, prescribo Carbonato de magnesio (para desobstruir intestinos), melatonina (para regular los ciclos del sueño), y un suplemento de Omega 3, 6 y 9, cuando termine su Onagra (este es básicamente Omega 6, y debe ser equilibrada con los otros Omegas).  Le recomiendo aumentar el consumo de pescado y algas, para tonificar el riñón (madre del hígado), particularmente el alga Arame, con la cual recomiendo una lavativa vaginal (con el agua de hervir el agua) que ayude a deshacer el quiste. También recomiendo algo de picante, para tonificar el pulmón, y que este domine al hígado, y algo de dulce (zanahorias, cebollas, calabaza, etc.) para proteger al bazo de la agresión del hígado.





 Primera sesión
Desde la primera sesión, se manifiesta dolor punzante el reflejo podal de los ovarios, más en el pie izquierdo que en el derecho, tensión en cervicales, toxicidad en pulmón y en sistema digestivo. Trabajo estas zonas, además de ejercer digitopresión en los puntoso de acupuntura  1H, 2H, 3H, 5H, 6H, 1B, 4B, 6B, 1R, 2R, 6R, 5R y 8R. En cuanto al rostro, trabajo reflejos de ovarios, hígado, bazo y pulmón, y los puntos 124, 26, 61, 19, 7, 17, 41, 50 y 127 según el sistema Dien Chan de Facioterapia www.facioterapia.org

Seguimiento:
Sesiones:
2.       Comenta que se ha sentido más tranquila y que ha ido al baño todos los días.
3.       Afirma que anímicamente se siente “muy bien”, sigue yendo al baño, le sigue costando dormir, y con su pareja está bien. Añado al tratamiento unas flores de Bach: Mimulus, Larch, Oak, Vervain, Cherry Plum, según conversación mantenida.
4.       Se le adelantó la menstruación, regla normal. Sigue yendo al baño cada día, duerme bien. Va comiendo algas pero todavía no ha hecho la lavativa. Siente un “pequeño dolor” en zona de ovario, pendiente de ecografía la siguiente semana. Se le antoja el “dulc” (zanahorias y cebolla)
5.       Ecografía reveló que el quiste se ha reducido a la mitad. Duerme bien, los dos últimos días se despierta porque tiene una punta de trabajo. Va bien al baño. Está de buen humor. Come “más o menos bien”, no ha soñado tanto esta semana. Sigue sintiendo el “dolorcito” en la zona de ovario.
6.       Se siente más tranquila, el trabajo está “controlado”. Durmió diez horas seguidas un día esta semana. Come desordenadamente pero comió pescado. Sigue yendo al baño regularmente, está bien de ánimo. Comenta que siente una acidez constante en el estómago y que empieza a no apetecerle la Coca-cola. Le recomiendo infusiones Regamint de Soria Natural. No ha tenido más sueños. Empiezan a aparecer más reflejos dolorosos en zona de estómago y riñones, así como en zona urino-genital.
7.       Tiene de nuevo la menstruación, sin dolor ni metrorragia. Ha tenido un evento importante en el trabajo y ha dormido mal un par de noches, lo achaca al evento, pero se siente emocionalmente bien. Va bien al baño, continúa sintiendo una molestia en zona ovárica, así como en las extremidades, está pendiente de un control de las tiroides. Refresco las flores de Bach con Mimulus, Larch, Olive, Estrella de Belén y Crab Apple.
8.       Ha estado cinco días de vacaciones, se siente descansada, pero al regresar vuelve a sentirse estresada por el trabajo. Ha decidido no trabajar más de noche y contratar a una persona, está en este proceso. Sigue durmiendo bien y yendo bien al baño (Melatonina y Carbonato de Mg.). No sintió la molestia en zona ovárica cuando estuvo fuera.
9.       Ha terminado su Onagra, recomiendo esperar unos días antes de empezar con Omegas (3-6-9). Ha tenido gripe. Hoy menstruación, puntual, sin síndrome premenstrual. Ha estado resfriada y esto ha afectado su movimiento intestinal, pues ha estado tomando Ibuprofeno y Paracetamol. Ha dormido bien excepto por un par de días en que ha estado preocupada por temas laborales. Alimentación “bien y mal”.
10.   Pasó la gripe, se hizo la lavativa de Arame, y consumió el resto del agua. Le envío un par de recetas para utilizar el alga en la alimentación. Está un poco nerviosa, pero a partir de esta semana puede empezar un ritmo más “sano” pues ya no va a trabajar de noche. No ha notado el “dolorcito” estos días. Se duerme pero se despierta. Ha estado yendo al baño regularmente sin tomar el Carbonato de Mg.
11.   Duerme bien (aunque a veces se despierta). Ya no trabaja de noches entre semana, lleva un ritmo más normalizado, pero tiene a sus padres de visita. Está bien de ánimo. Le pregunta a su madre con más detalle y esta le comenta que ha padecido, además del cáncer de riñón y la hipertensión arterial, de tiroides, colon irritable, cálculos renales, y es hija de diabéticos. Su “dolorcito” no ha regresado. Empiezo a sospechar que este dolor corresponde más al tracto urinario, exploro más a fondo los reflejos podales y estos revelan dolor en uretra
.

12.   Ha estado de vacaciones con los padres, y un poco nerviosa. Volvió el dolor en zona urino-genital, y esta vez más intenso. En el viaje estuvo un poco estreñida. Ahora tiene intención de normalizar ritmos.
13.   Mañana tiene cita ginecológica para una ecografía. Ha tenido otra menstruación normal. Hace dos noches tuvo una subida de fiebre, sospecha que por virus intestinal, pues ha estado comiendo fuera con sus padres estos días, por ello, la alimentación ha estado revuelta. El dolor en bajo vientre (que describe como un “hilo”, un dolor alargado) persiste, le recomiendo que lo consulte mañana con la ginecóloga. Emocionalmente se siente bien, pero durante el tratamiento me habla más de su familia (su madre vino a visitarse conmigo y se hizo un pequeño tratamiento). Refresco sus flores de Bach con Mimulus, Larch, White Chestnut, Estrella de Belén y Mustard. Hablamos acerca de actividades integradas en su vida cotidiana, que puede realizar para mantener a raya su nerviosismo de fondo, que parece que “siempre hay algo por lo que estar mal”. Ya realiza ejercicio y actividades creativas, por lo que sugiero técnicas de control de estrés, y técnicas de respiración.

Al día siguiente de la última visita recibo un whatsup de mi cliente: “Anna, ya NO HAY QUISTE!!!” seguido de diez emoticonos de júbilo.

También me comenta que su ginecóloga ha descartado que el “dolorcito” esté relacionado con el sistema reproductor por lo que hablamos acerca de continuar el tratamiento orientado a esa molestia que, bajo mi criterio, corresponde al sistema renal.