viernes, 26 de septiembre de 2014

Aromaterapia, contracturas y espasmos musculares.

El pasado domingo día 21 de Septiembre, tuve el placer de presentar la ponencia "Aromaterapia, contracturas y espasmos musculares" en el certamen EXPOMASAJE 2014 que tuvo lugar en Madrid. En ella abordé una de mis especialidades, la terapia con los aromas, a la que llevo dedicándome directa o indirectamente unos catorce años, esta vez aplicada al masaje muscular. 
En esta charla de una hora, ofrecí definiciones de "contractura" en contraposición a "espasmo muscular", términos que a menudo se confunden, remarqué las ventajas del quiromasaje en estas dos condiciones, y expuse las bases de la Aromaterapia como instrumento para el masaje. Expliqué lo que son los aceites esenciales, sus vías de actuación (a través de la piel y del olfato), se revisaron algunos aceites analgésicos y otros circulatorios. También hablé de los agentes portadores de los aceites esenciales, como son los aceites vegetales, las ceras, el alcohol o el gel de aloe vera. Indiqué las dosificaciones más idóneas, sugería algunas fórmulas, y advertí acerca de precauciones y contraindicaciones.

A pesar de que el horario no era muy incitador (domingo a las diez de la mañana), el grupito de asistentes se mostró interesado y participativo.

Agradecer a la organización de Expomasaje esta oportunidad, y a todo el equipo el apoyo técnico y logístico, que contribuyó al éxito de la charla.




lunes, 22 de septiembre de 2014

"Historias que los pies pueden contar, historias que los pies contaron con la Reflexoterapia" de Eunice Ingham

Publicado por primera vez en 1938, "Stories de Feet Can Tell Through Reflexology" es el primer trabajo editorial de Eunice Ingham, madre de la Reflexoterapia, una vez tuvo definido su mapa reflejo podal, y un considerable número de casos clínicos que avalasen su método, el cual ha llegado hasta nuestros días.

Ingham desarrolló este método de masaje podal reflejo, basándose en la "Terapia de Zonas" del Dr. Fitzgerald, y en el posterior "Mapa de Zonas" del Dr. Riley, con el cual colaboró. Y en este volúmen detalla la ubicación de los puntos reflejos de los órganos corporales en los pies, así como la eficacia de esta técnica en algunos problemas de salud, como el estreñimiento o la sinusitis, según su experiencia.

Unos años más tarde, en 1951, publicaría una segunda parte de su trabajo "Stories de Feet Have Told Through Reflexology" en la cual se adentraría más profundamente en la exploración de los órganos y desequilibrios de los mismo, pero también en otros aspectos de la Reflexoterapia como las reacciones al masaje o el aspecto emocional, reflejando la madurez de su práctica.

Actualmente encontramos ambos tomos en una sola publicación que, a pesar del paso del tiempo y del desarrollo de la Reflexoterapia por discípulos y otros profesionales, sigue estando en vigor, y constituye una lectura obligada para cualquiera que se interese por esta fascinante disciplina.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Lavanda spica

Más ancha y regia que la "verdadera", esta variedad de lavanda es autóctona de la franja mediterránea de Francia y España, y comparte con las de su familia las infinitas propiedades que caracterizan a esta planta tan universal dentro del mundo de la Aromaterapia. Pero se distingue, sin duda, por una serie de matices que invitan a explorarla un poco más.

De la Lavandula latifolia se extrae grandes cantidades de aceite esencial por destilación al vapor y al agua de las sumidades floridas. Esto, sumado a que, a diferencia de sus hermanas, crece cerca del mar, y no precisa grandes altitudes, hace su producción  menos costosa por lo que el aceite resulta más económico que el de la Lavandula angustifolia. 

Este aceite tiene, además, la particularidad de poseer un alto contenido en alcanfor, entre un 40 y un 60%, lo cual le otorga mayores propiedades que la Lavanda verdadera en el ámbito respiratorio, muscular y como insecticida. Es, pues, no sólo un gran regulador del sistema nervioso y un excelente sanador cutáneo (como lo es la Lavanda en general), sino que está especialmente indicado en forma de vahos o inhalaciones para infecciones respiratorias, así como dentro de fórmulas de aceite para masaje descontracturante.

El célebre herbalista inglés, Nicholas Culpeper la recomendaba en su compendio, para "dolor de la cabeza y cerebro que procede del frío, la apoplejía, hidropesía, enfermedad lenta, espasmos, convulsiones, parálisis y propensión a desmayarse". Igualmente, remarcaba sus beneficios sobre el sistema nervioso pues aseguraba que ayuda a aclarar la mente aportando calma a los sentidos y a la vez un estado de alerta.

Mezclando la Lavanda verdadera y la Lavanda spica se consigue el Lavandín (o lavándula hybrida).

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Flores de Bach y nutrición VI: Cherry Plum, no me aguanto las ganas

¿Qué haríamos los naturópatas sin Cherry Plum? Pues siendo la nutrición un pilar fundamental de Naturopatía, el corregir hábitos alimenticios es una tarea habitual y complicada en nuestras consultas, que requiere a menudo de ayudas naturales externas como son las flores de Bach. Y entre ellas, la más recurrida para mantener a raya las tentaciones es, sin duda, la Cerasifera.

Esta flor nos habla de impulsos incontrolables, de miedo a perder las riendas, así como del filo opuesto a ello que es la represión forzada, y que tanto riesgo conlleva a un peligroso efecto rebote (el típico festín tras un ayuno). Por ello, nos viene muy a mano en nuestro esfuerzo por deshacernos de viejos y nocivos hábitos y apegos alimenticios, para instaurar otros más saludables, pues nos aporta calma y autodominio, del mismo modo que nos libra de fanatismos otorgándonos sensatez a la hora de privarnos de ciertos alimentos.

Forma un buen equipo con Vervain, pues esta última aborda el entusiasmo excesivo que puede hacernos perder los papeles, así como con Sweet Chestnut, que trata la desesperación y las situaciones límite. También con Gorse, que nos ayuda a no tirar la toalla y "pasar de todo", y con Walnut, que nos protege de influencias ajenas (fiestas de cumpleaños, tapeo con los amigos, etc.).

Es una buena flor a considerar en especial en los casos en que hay una relación de adicción con la comida, ya sea en general o bien con un tipo de alimento en concreto como son los dulces. Y en cualquier caso, para aquellos que deseen mejorar su relación con la nutrición, y comer desde un estado de equilibrio y consciencia sana.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Quién fue Eunice Ingham?

Nacida en Dakota del Sur en 1889, y formada como fisioterapeuta, entró en contacto con la innovadora teoría de zonas del  Dr. Fitzgerald, padre de la Reflexoterapia, a través del Dr. Joe Shelby Riley, para el cual trabajó al abandonar su empleo hospitalario.

Fitzgeral proponía en su libro "Terapia de Zonas" (1917) que el cuerpo humano se divide en diez zonas longitudinales, y los órganos coincidentes en una misma zona están relacionados entre ellos, de modo que el dedo gordo del pie puede tiene una influencia sobre el cerebro.

Riley se había interesado por esta teoría, y la había llevado más allá estableciendo zonas horizontales en pies y manos. En base a esta nueva propuesta y después de experimentar en numerosos pacientes, Ingham desarrolló su propia teoría de zonas aplicada específicamente a los pies, diseñó un mapa reflexológico podal, y se erigió así como "madre de la Reflexoterapia", a principios de los años 30.

Viajó por los EEUU impartiendo seminarios de salud con excelente acogida, y publicó en 1938 su primer libro "Stories the feet can tell trough Reflexology" (historias que los pies pueden contar con la Reflexoterapia) donde testimonió numerosas experiencias terapéuticas logradas con su revolucionario método. Más adelante, en  1951 publicaría "Stories the feet have told trough Reflexology" (historias que los pies han contado con la Reflexoterapia). Su trabajo se difundió internacionalmente tanto debido a la documentada eficacia de su técnica, como al trabajo a sus discípulos, entre ellos su sobrino Dwight Byers, que creó el Instituto Internacional de Reflexoterapia.

Eunice murió en 1974 a los 85 años de edad dejando como legado el "Método Ingham de Reflexoterapia" que sigue vigente en nuestros días y que ha inspirado la consagración del masaje podal como una forma terapéutica mundialmente reconocida, así como su desarrollo posterior.