jueves, 29 de diciembre de 2016

Sabores, colores y emociones en invierno

La estación del frío y la nieve pertenece, según la Medicina Tradicional China, al elemento agua, el cual regenta el riñón y la vejiga. La emoción asociada es el miedo y, en contraposición, la valentía excesiva. El sabor que le corresponde es el salado y su color característico es el negro. 


Según la teoría de los cinco elementos, el invierno se asocia con el elemento Agua, el  cual produce la Madera y es, a su vez, producido por el Metal, domina al Fuego y es dominado por la Tierra. Al ser el momento más Yin, o frío, del año, se deben comer alimentos tibios o calientes para proteger el Yang, como son la carne, las gambas, los cereales, la soja amarilla y la negra. 

Su color es el negro (oscuridad) y su sabor el salado, por lo que alimentos salados y oscuros como las algas fortalecen los Riñones que pertenecen al elemento Agua) y tonifican también el Yang. Sin embargo, un exceso de Yang de Riñón puede provocar demasiada valentía y fuerza de voluntad, lo cual agotaría el Riñón. Recordemos que en invierno la naturaleza está completamente interiorizada y es un momento de introspección. El sabor salado es emoliente y suavizante, con la capacidad de disolver endurecimientos. Humedece y lubrica los intestinos, por lo que se usa como laxante, para tratar nódulos subcutáneos, masa abdominal y otras acumulaciones. Estimula la digestión realzando el sabor de los alimentos, estimulando el flujo de saliva y los jugos estomacales. Los alimentos salados, con moderación, tonifican el Yin de Riñón levantando el ánimo y potenciando la libido. En exceso, pueden sobrestimular los Riñones, debilitándolos y provocando inflamaciones en la piel, acné, exceso de calor o retención de líquidos. Al exceso de alimentos salados se asocia la ansiedad, la agresividad y los deseos compulsivos.

Por su relación de producción respecto al elemento Madera, en moderación, el sabor salado nutre el Yin del Hígado, flexibilizando músculos y tendones.

Para evitar la agresión del Riñón al Corazón (ciclo de control entre Agua y Fuego), se debe comer también alimentos amargos que protejan este último órgano, pues un exceso de sal en la dieta puede provocar hipertensión. Por ello, en las enfermedades cardiovasculares, los alimentos salados están contraindicados.

Ejemplos de alimentos de naturaleza salada son las algas, la cebada, el mijo, la castaña 
y el cerdo.

El miedo es la emoción asociada a este elemento y sus órganos. Cuando éstos están en equilibrio, el miedo nos permite reconocer el peligro y ser conscientes de las propias limitaciones. Las deficiencias energéticas de los riñones pueden llevar a la temeridad o a la timidez excesiva. Según los ciclos de los cinco elementos, el miedo contrarresta la alegría (Corazón), es contrarrestado por la compasión y la reflexión (Bazo), y genera la ira (Hígado). Un exceso de sal en la dieta puede provocar un desequilibrio emocional.

Artículos asociados:

lunes, 19 de diciembre de 2016

Flores de Bach y Nutrición XIII: Gorse, no hay remedio.

Múltiples intentonas de dieta, para acabar siempre cayendo en los viejos vicios. Lo intentaría una vez más, pero tiene la convicción de que no va a conseguirlo. No hay esperanza. Si su madre, pareja o mejor amiga insiste, probará la nueva dieta, aunque sólo sea para complacerles, pues en el fondo siente que lo suyo no tiene remedio.


Así se siente aquellos que atraviesan un estado Gorse, en su acercamiento a la comida. Tras un penoso recorrido por las consultas de diversos nutricionistas y naturópatas, cual vía crucis, su repetido fracaso e inevitable retorno a malos hábitos les ha agotado la esperanza. Aunque no tanto la paciencia pues, pasivamente, se dejarán convencer, quizás, una vez más, para un nuevo intento, aunque sólo sea para convencer a los demás que no tienen razón, pues el suyo es un caso perdido.

Esta forma de "profecía autocumplida" de los estados Gorse es, en realidad, una forma de escapismo. Fatigados por una batalla tan dura como es la de los cambios dietéticos y adopción de hábitos saludables, estas personas se amparan en la derrota anticipada para no tener que seguir haciendo el esfuerzo de evitar alimentos nocivos y acostumbrarse a nuevos platos. Olvidan que, cuando se trata de la alimentación (y como consecuencia, de la salud), no hay renuncia posible si se quier vivir sano. El comer sano no es una opción, pues a medida que vamos cumpliendo años, el cuerpo nos pasa factura por nuestras negligencias culinarias hasta caer enfermos.

La Ulex europaeus nos devuelve la esperanza y la confianza en nuestras posibilidades. Es un soplo de energía y de luz que nos anima a continuar y nos arrebata el pesimismo, la dejadez y la pereza. Nos vuelve a poner en contacto con la vida y nos da fuerza para la batalla, con la promesa de la mejor recompensa: el bienestar y la calidad de vida.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Plata coloidal, controvertido antibiótico natural

Usada por su importante efecto antibiótico desde los tiempos de Aristóteles, satanizada por la FDA, rescatada su reputación por la NASA, desacreditada por un famoso caso de "argiria" o piel azul, la plata coloidal es motivo de encarnecidas discusiones en foros de salud que ponen en tela de juicio su uso, a pesar de sus sólidas bases y numerosos defensores.


Se trata de un caso clásico de lo empírico versus lo científico. Uno más, como es frecuente en el campo de la medicina natural, en que la eficacia demostrada por siglos de experiencia no consigue el beneplácito de la ciencia, al no existir estudios clínicos (la mayor parte de veces), o no validar estos el producto.

Así pues, los remedios a base de plata, integrantes de la farmacopea romana, y usados en la antigüedad tanto por los médicos chinos como por campesinos en su sabiduría popular (introduciendo una moneda de plata en las jarras de agua para purificarla), evolucionaron en una forma más refinada, la plata coloidal, la cual en 1938 contaba con 95 usos registrados, principalmente su acción bactericida, funguicida y antivirica, pero también como remedio contra la tos ferina, la gonorrea o la meningitis entre otros, lista compilada por el Dr. Peter Raynolds en los años 90. Sin embargo, el descubrimiento de la penicilina desbancó el uso de la plata coloidal al resultar esta primera, a priori, más efectiva. Más tarde, la FDA se pronunció en contra del tradicional remedio como producto para uso interno al no existir estudios concluyentes que defendieran su eficacia y seguridad (aunque tampoco los hubiera que demostrasen lo contrario).

La más reputada de sus propiedades es su acción antibiótica, que podría equipararla a un antibiótico de largo espectro, pues su presencia desata una enzima que modifica el ph de virus, bacterias y hongos, provocando la muerte de estos organismos, según los trabajos de Robert O'Becker del Centro Médico Universitario de Siracusa en los EEUU. Esto la hace valiosa en un gran abanico de infecciones, desde enfermedades sépticas bucales a candidiasis, pasando por bronquitis o conjuntivitis. No en vano la mayor parte de hospitales americanos han optado por sistemas de ionización del plata y cobre para erradicar  la "legionela" en sus sistemas de agua caliente. La principal ventaja de este producto es que, a diferencia de los antibióticos convencionales, no destruye la flora intestinal benéfica, la cual constituye el 70% de nuestro sistema inmune.

La principal crítica de los escépticos se basa en su toxicidad, al tratarse de un metal pesado, asegurando estos que el cuerpo no es capaz de metabolizar la plata acumulándose esta en los tejidos y causando, entre otros efectos, la argiria o "piel azul". Un caso conocido es el de Paul Karason, que adquirió la enfermedad después de una dosis intensiva y largamente prolongada (10 años) de este suplemento. Lo sensacionalista de su aspecto, así como su presencia en un programa de Oprah Winfrey, puso sobre la mesa de la opinión pública la controversia del producto. También su uso en el embarazo es motivo de gran polémica, pues no hay estudios (de nuevo) que aseguren su inocuidad, aunque no debemos olvidar que raramente se realizan experimentos con productos en mujeres embarazadas, por lo que es imposible saber si es adecuado o no.

Sin embargo, la plata coloidal es una solución de nanopartículas de plata en agua destilada y con una carga eléctrica que hace que se repelen las unas de las otras y se mantengan suspendidas. Esto es, partículas que miden entre 5 y 100 nanómetros, siendo un nanómetro una millonésima parte de un milímetro, tratándose por tanto de corpúsculos microscópicos que pueden ser procesados y eliminados por el organismo. Cuando la medida de estas partículas es inferior a 5 nanómetro o superior a 100, pueden ser dañinas para el organismo, siendo uno de los riesgos la argiria. Esto sucede en ocasiones en la fabricación casera de plata coloidal, o en la toma desmesurada o prolongada en el tiempo como es el caso de Paul Karason (apodado, como era de esperar, "Papá Pitufo"). Su uso dentro de las medidas de seguridad establecidas no ha dado, que se conozca, casos adversos documentados.

A pesar de ello y, quizás, a causa del peso de la opinión de la FDA, la Unión Europea prohibió la venta de suplementos alimenticios de uso interno conteniendo cualquier cantidad de plata, por lo que podemos encontrar la plata coloidal como producto de uso tópico, y nada más. Las entusiastas aseveraciones, por parte de algunas fuentes conocidas, a favor de este remedio, que aseguran que cura 650 especies de microbios patógenos han ido, sin duda, en detrimento de la credibilidad del mismo. A lo cual se suma la creencia de que el resurgimiento de la plata coloidal en los años 90 se debe a motivos comerciales de farmacéuticas "new age".

Incluso para los profesionales de las terapias alternativas, que tenemos tendencia a confiar en los remedios naturales por delante de los convencionales, es difícil ignorar las críticas y los escepticismos acerca de un producto como la plata coloidal, si queremos ser objetivos y no creer a ciegas en algo. Pero al descubrir que, tanto la NASA como las estaciones espaciales rusas instalan sistemas a base de electrodos de cobre-plata para purificar el agua de los astronautas, la balanza de la opinión no puede más que decantarse a favor de este remedio.

Pues, como tantos otros productos naturales, la plata coloidal tiene bien hundidas sus raíces en el pasado y, a pesar de los posibles intereses económicos de unos y otros, si es digna de la confianza de los pioneros espaciales, es porque su uso tiene también cabida en el presente y sin duda en el futuro.

martes, 6 de diciembre de 2016

¿Quién fue Hipócrates?

Hipócrates de Cos

Conocido como "el padre de la medicina", Hipócrates de Cos (Grecia, 460 – 377 a. c.) puede considerarse como el abanderado de la era del esplendor de la antigua Grecia en el campo de la medicina y como el instaurador de las bases sobre las que se asienta la medicina occidental.

Hijo de sacerdote Asclepíada del templo de Cos, contemporáneo de Sócrates y Platón, y discípulo de Demócrito (quien a su vez fue discípulo de Pitágoras), Hipócrates es el resultado de un conjunto de influencias y circunstancias filosóficas e históricas particulares. Por una parte, la Grecia de la época constituye un caldo de cultivo idóneo para nuevas corrientes de pensamiento debido a su receptividad respecto otras culturas; de su padre hereda el conocimiento profundo del pensamiento religioso, del cual Hipócrates desligará la medicina (fenómeno sin precedentes históricos); la influencia indirecta del pensamiento matemático de Pitágoras se verá reflejada en sus teorías: 4 tipos humorales, 4 elementos de la Naturaleza (Pitágoras afirmaba que el número 4 debía presidir toda la Medicina); y las corrientes filosóficas de la época le inspiran para definir los cuatro tipos humorales, ya que estos parecen estar basados en arquetipos filosóficos del pensamiento griego.

La literatura respecto a Hipócrates es amplia y a menudo contradictoria, lo que empuja a cuestionarnos la realidad de su existencia. Sin embargo parece haber un consenso respecto a ciertos aspectos de su legado:

  • La disociación de la medicina respecto a la religión. A pesar de ser este un hecho constatado, existen diversas lecturas al respecto. Algunos autores describen a Hipócrates como el instigador de una medicina “científica” desligada de cualquier atributo religioso. Sin embargo, el concepto de “ciencia” como tal no se conoce hasta el siglo XIX, muy posteriormente a la existencia de Hipócrates. Por este motivo, otros autores consideran que esta disociación de medicina y religión se dio más como una apertura de la medicina a un ámbito más generalizado y menos misterioso u oculto que el de la religión y sus ministros. Estos autores plantean la visión hipocrática como una no tan desligada de lo divino, sino más en contacto con lo físico y con las leyes de la Naturaleza (a la cual se le atribuye una connotación divina).
    Aforismos hipocráticos
  • La descripción de los cuatro tipos humorales. Hipócrates “heredó” la teoría de los humores de su predecesor siciliano Empédocles, y la desarrolló hasta el punto de serle atribuída totalmente en algunos textos. Según esta teoría, existen cuatro “humores” o elementos en la naturaleza que conviven en el ser humano, la harmonia o equilibrio cualitativo de los cuales determinan el estado de salud del individuo. Estos cuatro tipos humorales consituyen también una primera teoría del genotipo humano.
  • El juramento hipocrático. Manifiesto que propone la práctica de la medicina bajo una perspectiva humilde, ética y compasiva, que refleja el espíritu de clase de Hipócrates.
  • Los aforismos hipocráticos. Conjunto de enunciados respecto a la salud y enfermedad que constituyen las bases del pensamiento médico de nuestra era.
  • La anamnesis. O historia clínica. Otra innovación de Hipócrates fue la constancia escrita de 42 historiales médicos que sirvieron de modelo hasta el s. XIX. Incluyen síntomas agrupados en síndromes para identificar enfermedades.  
  • El concepto de Physis. Herencia de la medicina védica de la India, que entiende al ser humano como uno integrado en la Naturaleza, y las enfermedades como alteraciones de la interrelación entre ambos. Physis es la divinidad de la Naturaleza.
Además de estos aspectos principales, Hipócrates hizo una aportación importante en cuanto a la descripción de plantas medicinales, y resaltó los beneficios de la naturoterapia (baños, reposo, gimnasia, etc.). El plantemiento hipocrático está también caracterizado por el principio de contrarios y semejantes, sobre el cual se asienta en gran parte su terapéutica.


martes, 22 de noviembre de 2016

Alpiste: el tesoro de los canarios

Es una gracia común el apuntar con el dedo a un vegetariano diciendo “este come alpiste”, como si esta humilde semilla con la que tradicionalmente hemos alimentado a nuestros pájaros, fuera digna de desdén. Sin embargo, gracias a la reciente popularidad que ha adquirido la Phalaris canariensis, descubrimos cuán poco fundamento tiene ese desaire.


Si miramos su composición, el alpiste no tiene nada que envidiar a la más selecta de las semillas. Pues contiene un 56% de hidratos de carbono, un 15% de proteínas, un 12% de fibra y un 5% de grasas así como diversos minerales y vitaminas, entre ellos potasio (7 veces más que un plátano), calcio (más que la leche descremada), magnesio y ácido fólico.

Su razonable contenido en fibra y en proteínas, algunas de las cuales (la lipasa, por ejemplo) actúan como enzimas digestivas, explican su beneficiosa acción sobre la digestión, particularmente de las grasas, otorgándole una buena reputación como lipolítico (quema-grasas) e hipolipemiante (reduciendo los niveles de grasa en sangre), siendo pues un imprescindible condimento en las dietas de adelgazamiento, así como en el tratamiento de la hipercolesterolemia.

Del mismo modo, provee también de una acción enzimática a nivel de riñones, hígado y páncreas, resultando ser un potente regenerador pancreático, así como anti-inflamatorio por su acción emulgente.

Además, este aporte proteico es de alto valor biológico, es decir, que el cuerpo lo asimila de manera óptima, con la ventaja de que no dejan residuos tóxicos (como el ácido úrico), a diferencia de lo que sucede con la proteína animal.

El alpiste tiene, por otro lado, una gran reputación como diurético, habiendo sido usado tradicionalmente en las Islas Canarias, de donde es natural la planta, para los “males de orina” que engloban diversos trastornos del sistema urinario como cistitis, retención de líquidos o cálculos renales.

Similarmente a lo que sucede con otras semillas, si se consume sin procesar y nuestro sistema digestivo no está en óptimas condiciones, esta gramínea puede llegar al final de los intestinos prácticamente intacta, o peor aún, quedarse estacionada en los divertículos o sacos que se forman al final del intestino grueso. Por ello, es popular y conveniente su consumo en forma de leche, formato que nos asegura la total digestión, absorción y aprovechamiento de sus componentes. En la red se divulgan numerosas recetas para confeccionar tan deliciosa bebida, aunque podemos encontrar en nuestras tiendas de productos dietéticos la leche de alpiste comercializada por diferentes marcas.

Y como guinda a su larga lista de propiedades, constituye también un remedio tópico para tratar eczemas cutáneos.

De modo que vale la pena mirar a esta semilla con nuevos ojos, y compartir con nuestros pájaros tan saludable y valioso manjar.





martes, 1 de noviembre de 2016

Flores de Bach y Nutrición XII: Gentian, perseverancia.

Nunca es fácil seguir una dieta o iniciarse en un nuevo modelo de alimentación, pues somos animales de costumbres y cambiar hábitos requiere esfuerzo. Ineludiblemente, la resistencia interna al cambio aflorará en algún momento y nos veremos confrontados a dudas y tentaciones de abandono. Aquellos con férrea determinación superarán los obstáculos con su propia fuerza de voluntad. Para el resto los mortales, Bach nos dejó Gentian. 


Dentro del grupo de la incertidumbre, esta flor está indicada para aquellos que, dotados de un pesimismo de base en el que secretamente se recrean, se desaniman fácilmente. Cualquier pretexto justifica que tiren la toalla, contentos en el fondo de haber fracasado. Dejarse tentar en una barbacoa, cuando están intentando pasarse al vegetarianismo; descubrir que han aumentado un kilo, cuando están intentando perder peso; leer un crítica negativa, en una revista, sobre la nueva dieta adoptada, son motivos suficientes para hacer a estos individuos desistir en sus propósitos.

En realidad, es su falta de fe inicial que se sirve, de manera oportunista, de los obstáculos reales o imaginarios que cualquier proyecto confronta. Aprovechan para poner en tela de juicio el nuevo plan dietético y se contentan con pensar "ya lo sabía".

La Genciana transforma la renuncia fácil en una constante perseverancia. Ayuda a remontar de las recaídas y a considerar los obstáculos como retos de los que se puede aprender y que nos ayudan a fortalecernos. Nos dota de perseverancia, a pesar de las dificultades, y restaura nuestra fe en nosotros mismos y en nuestro proyecto.

Es uno de los doce remedios principales que describió Bach, por lo que aquellos con tendencia Gentian, pueden dejarla a mano, al lado de la nevera.


miércoles, 19 de octubre de 2016

Cero basura, de Béa Johnson

Es evidente que el cuidado de la salud no se limita al cuerpo. Nuestro entorno, empezando por el hogar y extrapolando al planeta entero, juega un papel fundamental en nuestro bienestar. La conciencia ecológica, más allá de una moda, es una necesidad si queremos gozar de una óptima calidad de vida y, en último término, subsistir como especie. La urgencia respecto a la toma de medidas en cuanto a sostenibilidad está presente en muchos discursos políticos y ha producido múltiples movimientos sociales, cada vez más estructurados y eficaces. 

Pero a pesar de que todo esto sea obvio y lo tengamos presente, a menudo nos seguimos preguntando: ¿qué puedo hacer yo? Béa Johnson, en su libro Zéro Déchet (Zero Waste Home) nos muestra cómo aportar nuestro granito de arena, viviendo la vida sin producir basura. Nada de basura. ¿Es posible? Ella y su familia nos lo han demostrado.

Motivada por la protección de la salud de los suyos y la economía familiar, inspirada por sus padres (pioneros en el reciclaje y la reparación), y llevada por su astucia, esta francesa afincada en los Estados Unidos, tomó conciencia un día de las cantidades industriales de desperdicios que su hogar producía, y decidió reducir progresivamente bolsas, embalajes y productos de un solo uso, hasta convertirse en consultora y referente internacional del tema y hacerse famosa.

Siguiendo cinco reglas básicas (rechazar, reducir, reutilizar, reciclar y compostar) Béa recorre en su libro todas las facetas de una vida familiar (desde la cocina hasta la escapada de fin de semana) dando ideas para evitar producir basura. A aquellos de reciente despertar ecológico les parecerá ciencia ficción (¡sólo comprar ropa en tiendas de segunda mano! ¡comprar todos los alimentos a peso!), pero para los iniciados en el tema es un volumen extremadamente rico en astucias para avanzar en sostenibilidad. Pues reciclar en casa ya no es suficiente.

No es la única. Otros pioneros nos muestran cómo hacerlo, como Lauren Singer, habitante de Nueva York y autora del blog Thrash is for Tossers lleno de vídeos prácticos que demuestran que la vida en la ciudad también puede ser ecológica.

Por supuesto que la hazaña requiere un esfuerzo a muchos niveles: inventoriar los comercios en la localidad que facilitan este tipo de consumo, luchar contra los convencionalismos, renunciar a caprichos, cambiar hábitos, dedicarle tiempo a la cocina, y sobretodo organizarse. Sin embargo Béa nos asegura que con su forma de vida ha ahorrado el 40% del presupuesto familiar y que, una vez instaurado el sistema, se gana muchísimo tiempo.

Y sobretodo, que no tenemos mucha opción, realmente. El cambio climático nos recuerda constantemente que no podemos seguir produciendo e incinerando desperdicios, o tirándolos al mar como si este fuese un pozo infinito, ni mantener mucho más tiempo nuestro desenfrenado y caprichoso ritmo de consumo, ni la frivolidad de nuestras opciones de compra. Porque una de dos, o reducimos (si no eliminamos completamente) la basura, o se nos acabará por comér la...

domingo, 25 de septiembre de 2016

LA CURA DE LA UVA

La entrada del otoño, en su caer de hojas secas, nos ofrece la oportunidad de dejar ir, limpiarnos y regenerarnos, siendo un momento ideal para una depuración. Y qué mejor instrumento que uno de sus frutos, manjar de dioses, la uva. Baco y Dionisio  ya conocían sus propiedades y no dudaban en beneficiarse de ellas, no sólo bebiendo su fermentación, sino usando la fruta fresca como medicina y cosmético.


La uva

Originaria de Europa y de Oriente Medio, la Vitis vinifera o vid se cultiva ampliamente tanto para la producción de vino, como para la venta de su fruta como comestible. Esta es muy apreciada en el marco de la salud por su composición rica en vitamina C (de efecto antioxidante y anti-edad), vitaminas del complejo B, y vitaminas A K D y E. Contiene un 80% de agua, fibra, hidratos de carbono, taninos (anti-bacterianos), proteína y fructosa. También potasio, el cual regula la hipertensión, contrarrestando al sodio. Es además rica en luteína, zeaxantina y betacarotenos, por lo que mejora la vista, hierro, que refuerza el sistema inmune, fósforo, que combate el cansancio y la fatiga, y calcio, que previene la osteoporosis y los calambres musculares.

Los bioflavonoides en la piel de la uva, además de ejercer una acción antioxidante, eleva los niveles de HDL o colesterol bueno. En la uva negra encontramos también resveratrol, un flavonoide que protege las paredes de los vasos sanguíneos, previniendo problemas cardio-circulatorios.

En sus semillas encontramos ácido linoléico, un ácido graso esencial que refuerza el folículo piloso en el cuero cabelludo y aumenta la protección de la barrera cutánea, de ahí su uso en cosmética como aliado de la piel y el cabello. Las semillas son, además, ricas en vitamina E, potente antioxidante.

Esta fruta potencia también la salud del hígado, combate el estrés, tiene efecto laxante y goza de gran reputación en la prevención del cáncer, pues tiene efecto alcalinizante, ayuda a depurar la sangre y puede inhibir el crecimiento de células cancerosas.

Los diabéticos y propensos a cálculos renales deben consumirla con moderación por su considerable contenido en hidratos de carbono (azúcares) y calcio.

Las monodietas

Este coctail de virtudes hace de la uva un excelente medio de detoxificación. Sin embargo, el secreto de la cura está en la monodieta, la cual consiste en comer un solo alimento durante uno o varios días, que generalmente se hace con frutas, verduras o cereales como la piña, la manzana, el arroz integral o, en este caso, la uva. Esta limitación de la ingesta diaria promueve la autofagia de nuestras células, en que ellas mismas atrapan y expulsas residuos nocivos de su interior, promoviendo su buen funcionamiento y regeneración. Al mismo tiempo, el hecho de simplificar a tal punto la alimentación durante un corto periodo de tiempo, permite al organismo no sólo librarse de cúmulos y depósitos, sino además invertir la energía ahorrada (la digestión compleja cotidiana es un considerable esfuerzo para el organismo) en regenerar los otros órganos y darle un descanso al hígado. Todo ello resulta en un efecto regenerante y rejuvenecedor del organismo.

Las monodietas suelen realizarse en periodos de 3 días, pues son 72 horas las que necesitan las células de la flora intestinal para renovarse completamente. Sin embargo, un mantenimiento de un día por semana es aconsejable, sobretodo en dietas de adelgazamiento y revitalización. O la monodieta durante una comida al día, varios días a la semana (por ejemplo, desayunar manzanas). También son habituales los programas de 21 días, reservados para aquellos con experiencia en este tipo de procesos.

La cura de la uva

Cuando hablamos de 3 días de cura, en realidad debemos contar toda una semana, pues necesitaremos dos días de preparación y dos días de retorno a la normalidad. Esto es muy importante para evitar reacciones indeseadas.  Así, entre dos y cinco días antes de la cura deberemos eliminar progresivamente los productos de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos), los productos que contienen gluten (pan, pasta, harinas) el tabaco, el café, el alcohol, el azúcar y sobretodo los alimentos refinados, procesados y precocinados. Por lo tanto limitaremos la alimentación a frutas, verduras, legumbres, cereales enteros sin gluten (arroz, mijo, maíz, trigo sarraceno) y algas si se desea. Durante este periodo elegiremos las uvas a utilizar, se recomienda incluir variedad para beneficiarse de los distintos nutrientes, aunque no se deberán mezclar las variedades dentro de una misma comida. Por supuesto, debemos elegir uvas de cultura ecológica, para evitar tóxicos que arruinarían nuestra detoxificación

Durante los tres días de la cura propiamente dicha, empezaremos la jornada con una infusión de plantas o zumo caliente de limón. Se deben realizar entre tres y cinco comidas de uva al día, y evitar picar entre horas. Lo mejor es hacer una comida cada cuatro horas y beber zumo de uvas y/o infusiones en los intervalos. La cantidad de uva es ilimitada, aunque suele oscilar entre un y tres kilos al día. 

Es importante comer la piel así como las pepitas, para beneficiarse de los nutrientes que contienen, descritos más arriba. Y, por supuesto, realizar una buena masticación, evitando tragar directamente, pues ello puede acarrear molestias digestivas. 

Tras los 3 días, debemos retomar la alimentación progresivamente, introduciendo frutas, verduras, cereales y legumbres progresivamente y en este orden. Se desaconseja hacer demasiadas mezclas de alimentos en estos dos días de recuperación, es decir, comer sólo uno de ellos en cada comida, para permitir al sistema digestivo habituarse de nuevo.

Debemos también aprovechar este momento de "semiayuno" para reflexionar acerca de nuestros hábitos, de nuestro apego a ciertos alimentos, y de la conveniencia de mantener el sistema digestivo limpio y ligero, para poder disfrutar de un cuerpo sano y lleno de energía, que garantice nuestra vitalidad.



sábado, 10 de septiembre de 2016

¿Se puede cocinar con aceite de colza?

Treinta años después del escándalo que conmocionó España, y cuando comienza a verse restaurada su reputación como producto alimenticio, siguen existiendo desacuerdos respecto al uso y consumo de este aceite.


La Brassica napus  y la Brassica rapa son las dos plantas de las que se extrae lo que conocemos comúnmente como aceite de colza. Son originarias de la India y se cultivan en Europa a partir del siglo XX. De gran contenido en ácido erúcico, este aceite es perjudicial para la salud, por lo que la principal aplicación es la industria no alimentaria, como aceite industrial o en confección de jabones. No obstante, desde los 70 se cultiva una variedad creada en Canadá, la canola, cuyo aceite es admitido de grado alimenticio, pues contiene tan solo un 2% de ácido erúcico, mientras que su versión industrial contendría un 50%.

En Canadá se consume tradicionalmente a gran escala y en Europa del norte es muy popular. Por contra, en la península ibérica quedó satanizado en los años ochenta, por lo que yo nunca lo había probado. Pero mi nueva colega dietista Aline Gutfreund, con quien intercambio terapias, me lo recomienda dentro de un plan dietético personalizado y yo, que además de naturópata soy muy curiosa, no puedo menos que probarlo e informarme sobre el tema.

La versión oficial respecto a la intoxicación en España por el aceite de colza en 1981, y que afectó a unas 200.000 personas, nos explica que fue a causa de su manipulación como grasa industrial y venta ilegal en mercados populares como aceite para el consumo humano. Sin embargo, diversas fuentes nos hablan de otras causas mucho más oscuras, implicando experimentación irregular de armamento químico por parte del ejército español, que envenenó varias plantaciones de tomates en el centro de la península, el consumo de los cuales sería responsable de las 700 víctimas. En cualquier caso, nunca fue el consumo del aceite de colza de uso alimenticio legal la causa de la epidemia, aunque su reputación sufrió grandes daños y hasta la fecha su nombre evoca imágenes de moribundos en la televisión, a pesar de sus múltiples beneficios.


En efecto, está probado que es rico en ácidos grasos moninsaturados (un 65%) y poliinsaturados (un 26%)  y es una de las grasas vegetales con más bajo contenido en ácidos grasos saturados, aquellos que nos causan daño (un 7%). El 10% de sus grasas son Omega 3 (10 veces más que el aceite de oliva, el cual es más rico en Omega 6) y junto al pescado azul, es uno de los alimentos con mayor aporte en ácido alfa-linolénico. Recordemos que este ácido graso, dentro del grupo de los Omega 3, está directamente implicado en la protección cardiovascular y el buen funcionamiento cerebral. En general, se recomienda el doble de consumo de Omega 6 con respecto al Omega 3 para que su relación sea de 2:1. Por lo que dado el consumo generalizado de aceite de oliva en la dieta mediterránea, es conveniente la combinación de éste con un aceite como el de colza. Por otra parte los ácidos grasos esenciales son substancias que el organismo no puede producir a partir de otros nutrientes, razón de más para que estén presentes en el menú.

El aceite de colza es, además, muy rico en Vitamina E, un gran antioxidante, aunque no contiene minerales.

Hasta ahí todo el mundo parece estar de acuerdo, sin embargo, en lo que respecta a su relación con el calor, existen grandes discrepancias.  Algunos aseguran que en frituras produce olores desagradables, y que su elevado contenido en ácidos grasos poliinsaturados lo hace muy sensibles a la oxidación, por tanto no apto para cocinar. En contraposición hay quienes afirman que su alto punto de humo o combustión (230ºC) le permite ser usado en frituras y cocción a altas temperaturas sin perder sus nutrientes. Aline es de la opinión que no debe calentarse, pero aunque su criterio me inspira gran confianza, a mí se me queda la duda. Me pregunto si todos hablamos del mismo aceite de colza, virgen, de primera presión en frío, y sin extracción con solventes. Pues encontramos en el mercado opciones de peor calidad que, desde luego no son aconsejables ni en caliente ni en frío. Es por ello que, como siempre, debe leerse el etiquetado para asegurarse que compramos un buen producto, no optar por lo más barato (recordemos que es mejor comer menos pero de calidad) y, a ser posible, elegir Bio.

Dejo la questión en el aire e invito quienes quieran aportar información (mejor si es documentada) que esclarezca el tema. De mientras, sigo aliñando mis ensaladas, tostadas, y bocadillos con este delicioso aceite tan injustamente juzgado.

jueves, 25 de agosto de 2016

Flores de Bach y Nutrición XI: Elm, flaquezas.

Bach describía el estado Elm como "la debilidad de los fuertes", refiriéndose a esos momentos de agotamiento y flaqueza que atraviesan algunas personas perseverantes, cuando trabajan arduamente para cumplir un cometido.



Cuando hablamos de nutrición, el Olmo viene en la ayuda de aquellos que se embarcan en dietas, programas depurativos o ayunos. Ya sean los 21 días de arroz integral, los 10 días sin comer del Sirope de Salvia o cualquier otro proyecto en el plano de la alimentación.

A menudo son individuos que saben lo que hacen, lo están haciendo consecuentemente, perseveran en su propósito, están incluso habituados a hacer depurativos y purgas, pero algún momento la hazaña se les hace una montaña. Puede que haya tentaciones que hagan tambalear su voluntad, para lo que la combinación con Cherry Plum les puede venir bien, o que la presión social les resulte demasiado pesada en este momento de vulnerabilidad, y en este caso complementaremos con Walnut.

La Ulmus procera les ayuda a recuperar la determinación y la confianza en si mismos. Recuerdan los motivos por los que se lanzaron en su plan, y vuelven a sentirse con fuerzas para continuar hasta el fin.

Por contra, en algunos casos, Elm les ayuda a abandonar cuando se dan cuenta que el programa no les está haciendo bien. Por ejemplo cuando se quiere acompañar a la pareja u otra persona en alguna dieta, pues son del tipo altruista, y se dan cuenta que no es para ellos. Pues, como decía Bach, el individuo es responsable de si mismo, siempre y en primer lugar, y no debemos olvidar que las proezas dietéticas a costa de la salud son una contradicción, y que cualquier programa depurativo debe ser motivado por el deseo de bienestar, y no por las demandas del ego.


jueves, 18 de agosto de 2016

CORRENS, PRIMER PUEBLO BIO DE FRANCIA

Con motivo de mi aniversario, buscábamos un lugar tranquilo y bonito donde pasar el fin de semana. Siendo el puente de Santa María, y no habiendo reservado con tiempo, nos costó encontrarlo, pero el Universo, en su infinita generosidad, hizo un hueco para mi cumpleaños en la agenda de una casa rural, en el mejor lugar posible: un pueblo ecológico.



Y así, como por “azar” (o más bien, por la ley de la atracción) fuimos a parar a Correns, pequeño municipio del departamento francés del Var, en plena Provenza. Esta localidad ostenta el título de “primer pueblo Bio de Francia” pues unos quince años atrás, su cooperativa vinícola decidió adoptar métodos de producción ecológicos, adquiriendo el sello Ecocert. La iniciativa verde fue secundada por los vecinos, cada uno en su dominio, convirtiendo el lugar en abanderado de sostenibilidad del país. No es de extrañar que desde entonces su población se haya doblado.


A decir verdad, el pueblo presenta un aspecto similar a los pueblos típicos de la región: casas de piedra, pocos o ningún edificio moderno, campos, viñedos, iglesia vieja, ayuntamiento y plaza con barecitos. Es solo cuando una va explorando que descubre a qué se debe su popularidad. Los niños acuden a una Eco-Escuela, la peluquería trabaja con productos Bio, los restaurantes ofrecen menús ecológicos y, detalle importante, el reciclaje de residuos se realiza correctamente pues no sólo cuentan con los contenedores correspondientes, como en muchos lugares, sino que pude ver, al cabo del día,  como los lugareños sacaban bolsas amarillas transparentes con plástico, metal y brick dentro, para ser recogidas por el camión.



Nuestro hospitalario anfitrión nos recibe con refrescos que tomamos en una mesa debajo de un olivo, y nos cuenta cómo los vinicultores como él, se pasaron al Bio, en su pionera iniciativa. Nuestra habitación es simple pero muy limpia y fresca, dormimos como bebés y el desayuno casero que nos trae por la mañana me sabe a gloria, debajo del olivo. Intentamos quedarnos una noche más, pero la habitación está reservada. No me extraña, dormir sin pesticidas en el ambiente y comer sano es algo que más y más gente desea.

Rematamos la excursión, a la mañana siguiente, con un paseo por el rio Argens, hasta el Vallon Sourn, rincón protegido donde hacemos un picnic con productos Bio del pueblo, en que solo el sonido del agua del rio nos acompaña. Nuestra galga Cloé está encantada, y nosotros no menos.

Correns celebra un famoso festival Bio el tercer fin de semana de Agosto, punto de encuentro multitudinario de los adeptos a lo ecológico, que, como muchos sabemos, más allá de una moda o una filosofía de vida, es simplemente una necesidad si queremos seguir viviendo en este planeta.

sábado, 13 de agosto de 2016

FRUTOS ROJOS: LOS ALIADOS DEL VERANO

Fresas, arándanos, grosellas, frambuesas, moras, cerezas, los también llamados frutos del bosque, pequeñas bayas de vivos colores, nos ofrecen un manjar de beneficios para disfrutar y regenerarnos en los meses de calor.


En general son ricos en flavonoides y antocianos, pigmentos no nutritivos pero con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y que confieren los colores que caracterizan estas frutas silvestres y las hacen tan apetecibles. Por tanto, ayudan a combatir el envejecimiento prematuros de la piel y otros órganos provocada por los excesos y el sol del verano.

Su elevado contenido en agua los hace muy poco calóricos, unas 35 kilocalorías por 100g, lo cual, unido a la gran cantidad de potasio presente en ellos, les otorga un efecto diurético.

Los frutos rojos protegen contra infecciones pues son ricos también en vitamina C, la cual, sumada a la acción del ácido fólico, promueve la creación de glóbulos rojos, constituyendo una gran prevención contra la anemia.

Cada tipo de estos frutos tiene, sin duda, propiedades a destacar, aquí describimos algunas de ellas:

Arándanos
Sus pigmentos le confieren propiedades antihemorrágicas mejorando la permeabilidad y la resistencia capilar. Sus taninos ejercen una importante acción antidiarreica y astringente. Sus sales minerales, hacen de él un gran antiséptico sobre todo a nivel urinario, pues tiene la capacidad de inhibir la adherencia de las bacterias a la pared celular. Es, además, un remarcable tónico venoso, hipoglucemiante e hipotensor.

Los arándanos rojos destacan por su acción preventiva frente enfermedades cardiovasculares y diferentes tipos de cáncer. Mejoran la circulación y combaten el colesterol.

Cerezas
Muy ricas en beta carotenos, los cuales contribuyen a mantener una buena visión y la salud de la piel. Las cerezas ayudan también a reducir el ácido úrico y el dolor de las articulaciones, así como a prevenir los herpes. Su alto contenido en melatonina asegura un regular ciclo del sueño.

Ciruelas rojas
Célebres por su acción laxativa, gracias a su gran aporte de fibra, las ciruelas ayudan también a prevenir el riesgo de enfermedades cerebrovasculares como la trombosis cerebral. Son beneficiosas para el sistema respiratorio, combatiendo la bronquitis y la mucosidad.


Frambuesas
Estas destacan por su aporte en vitamina C, una taza de esta fruta nos proporciona casi nuestras necesidades totales diarias de este gran antioxidante. Su alto contenido en fibra las convierte en otro gran aliado contra el estreñimiento, y son reputadas por su acción contra el cáncer.



Fresas
Bien toleradas por los diabéticos, pues ayudan a prevenir la resistencia a la insulina, es la fruta que mayor poder antioxidante tiene. Su gran acción depurativa hace de ella un buen remedio para trastornos como la ictericia, y su acción laxante y a la vez astringente le otorga cualidades reguladoras del tránsito intestinal, llegando a contribuir en la prevención del cáncer de colon.


Grosellas negras
También un gran aporte de vitamina C, más que las naranjas, mejoran la funcionalidad de los vasos sanguíneos y el sistema vascular, lo cual puede ayudar a detener la caída del cabello y prevenir la calvicie. El jugo se utiliza para el tratamiento de anginas, faringitis y llagas en la boca.


Moras
Las más efectivas contra el colesterol alto, cuidan además de nuestros dientes y encías. Destaca su contenido en vitaminas del grupo B y manganeso, contribuyendo al equilibrio del sistema nervioso y al buen metabolismo de las proteínas, previniendo alteraciones en la vista y el sistema auditivo.

Un tazón de frutos rojos al día nos asegura un aporte regular de sus maravillosas propiedades. Son deliciosos en batidos, zumos, postres y ensaladas, o por sí solos como tentempié, como alternativa a otros caprichos mucho menos saludables. No hay excusa: frutos del bosque en el menú.

jueves, 28 de julio de 2016

Reflexoterapia: espejos en los pies

A menudo he recibido en mi consulta personas que solicitan Reflexoterapia porque, me cuentan, les duelen los pies. Y yo, inmersa como estoy en el universo reflexológico, todavía me sigue sorprendiendo que no sea del dominio público que la Reflexoterapia no es un masaje para aliviar el dolor podal. Así que, una vez más, aprovecho este espacio para aclarar a los profanos en el tema este malentendido.


Cierta es la asociación de la Reflexoterapia con los pies, pues es en ellos donde tradicionalmente se ha practicado este tipo de masaje terapéutico. La confusión estriba en que no consiste en un tratamiento para nuestras extremidades, sino que usa los pies como mapas donde se hayan representados todos los órganos del cuerpo, y a través de su estímulo promovemos la circulación sanguínea, energética, y nuestra tendencia natural a recuperar el equilibrio, u “homeostasis”. Eso no quita que los pies, como órganos, se beneficien también del masaje.

Sin embargo, la evolución de la Reflexoterapia ha llevado a diversos terapeutas del mundo a explorar otras asociaciones corporales, desarrollándose así la Reflexoterapia de manos, la Reflexoterapia de la columna vertebral, o la Reflexoterapia facial. En cada caso, una parte del cuerpo en particular revela diversas constelaciones de puntos y regiones que reflejan, cual espejos corporales, aquello que sucede en nuestro ser. Y el mecanismo por el cual su estimulación activa nuestra sanación está relacionado con los puentes que nuestro cerebro establece entre diferentes partes del cuerpo.

Lo sabían los egipcios, lo practicaban los chinos, y en nuestra civilización, gracias a haber sido redescubierta por profesionales de bata blanca, la Reflexoterapia no ha sido severamente cuestionada ni satanizada, ni ha tenido muchas dificultades para hacerse un hueco en el contexto sanitario, siendo reconocida como una forma de terapia válida y eficaz. La prueba está en iniciativas como la del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona, que cuenta con un programa de Reflexoterapia podal en la unidad infantil de Onco-hematología.

La polémica radica en si debe ser practicada únicamente por integrantes de la comunidad médica convencional, o si debe ser puesta al alcance de un colectivo mayor, e incluso practicada a nivel doméstico. Algunos de sus precursores como la británica Doreen Bayley, abogaron por una difusión de la técnica más allá de las fronteras del sistema sanitario oficial, para capacitar al ciudadano con una técnica practicable a nivel doméstico. A diferencia de otros, como Hanna Marquardt en Alemania, que hizo exclusiva su enseñanza a los estudiantes de enfermería.


Sin embargo, la sencillez y practicidad de las diversas Reflexoterapias, lejos de la complejidad de otras formas de terapia, delatan su intención de devolver al individuo el control, o al menos el contacto, con su cuerpo y con su propio proceso de sanación. 

martes, 19 de julio de 2016

Flores de Bach y Nutrición X: Crab Apple, ascos.

Crab Apple nos habla de la necesidad de purificación, y los individuos que atraviesan este estado encuentran un terreno extremadamente susceptible cuando se trata de la alimentación.

Adeptos a dietas higienistas y ayunos, expertos en programas depurativos, y adictos a lo BIO, aquellos que precisan esta Flor de Bach hacen de su sistema digestivo el purgatorio de sus humanas inmundicias. Debido a una sensación de suciedad (que tiene mucho de emocional), les apremia la urgente y constante necesidad de limpiarse y desintoxicarse a través de los alimentos.

A menudo son grandes conocedores del etiquetaje, el cual inspeccionan minuciosamente en cada producto, leen los ingredientes buscando “guarrerías” y se obsesionan con la fecha de caducidad.

Horrorizados por los pesticidas y OMG, pueden plantar sus propias verduras y comprar o fabricar productos para lavar los alimentos. Yo conocí a una persona en este estado que remojaba las patatas fritas bajo el grifo para quitarles aceite y sal. De hecho, suele darse intrínseco un sentimiento de culpa que les hace caer en el circulo vicioso de la bulimia, comer “porquerías” para luego vomitar, caso en el que la combinación con Pine puede aportar muy buenos resultados.

Son fans de la pasteurización y de los productos empaquetados al vacío y esterilizados, y les horroriza comer con las manos, las cuales lavan minuciosamente antes y después de cada comida. Consecuentemente, no les gusta mucho comer en restaurantes, por miedo a contagios, llegando a veces a llevar sus propios cubiertos al establecimiento y, a menudo, lavando los vasos antes de beber en ellos. Es realmente difícil invitar a comer a los individuos en estado Crab Apple, pues hacen pocas excepciones y no es extraño verlos inspeccionando la cocina de la casa de sus amigos, si aceptan una cena en común.

De viaje por países exóticos lo pasan mal, por obvios motivos. Beben siempre agua embotellada y tienen un verdadero problema con la espontaneidad.

Y, por supuesto, se toman al pie de la letra las leyendas urbanas sobre restaurantes chinos y vendedores ambulantes de cerveza, y son los primeros en vacunarse contra las epidemias alimenticias (vacas locas, gripe aviar).

Aunque estas medidas puedan parecer sensatas (si se aplican por separado), en estado Crab Apple son llevadas a un paranoico límite, a una exasperante exageración. No son razonables pues pierden la perspectiva global de lo atractivo de una cena mundana, exagerando los mínimos riesgos de intoxicación y contagio.

La ingesta del Manzano Silvestre ayuda a estos individuos a entender que un plan de vida generalmente sano, incluye otros aspectos además de la alimentación. Que la motivación para buscar y exigir calidad debiera ser el amor propio y el deseo de sentirse bien, y no un sentimiento de suciedad. En estado transformado, esta flor de Bach nos permite indulgir en excesos puntuales porque sabemos que no matan y que el cuerpo tiene la capacidad de eliminar. Recuperamos la confianza en nuestro sistema de autorregulación, y permitimos a nuestro sistema inmune trabajar.

Y, lo que es más importante, establecemos la relación entre pensamientos, emociones y comida, para darnos cuenta de que la verdadera purificación es de dentro hacia fuera, y no a la inversa.

jueves, 14 de julio de 2016

Un verano sin invasores

Ya están aquí, como cada año, llegando en masas atraídos por el calor, invadiendo nuestros rincones preferidos de ocio y reposo, y disturbando nuestra paz con sus rondas nocturnas y molestos hábitos. ¿Los turistas? ¡No! ¡Los mosquitos!


Los fastidios que provocan son varios: interrupción del sueño, daño en la piel, alergias, transmisión de enfermedades y, en cualquier caso, malestar y agobio. Así pues, vale la pena tomar el tiempo de preparar una buena estrategia contra estos asaltantes, que debe basarse en dos aspectos: prevención y tratamiento.

Prevención
Evitar que estos y otros insectos accedan a nuestro entorno, y más concretamente a nuestra piel, es lo primero que tenemos que conseguir pues todos sabemos que más vale prevenir que curar. Y la manera de mantener a los bichos lejos de nosotros (si no queremos matarlos) es a base de barreras y repelentes.

Barreras:
Mosquiteras. Evidente, si no pueden entrar en casa, no nos podrán picar. Así, bloqueando puertas y ventanas o cercando la cama, mantendremos a estos intrusos fuera de nuestra zona de confort. Inconveniente: pueden seguir molestando con su zumbido.

Repelentes:
Las plantas aromáticas cotidianas han sido tradicionalmente utilizadas como repulsivos de insectos, la Menta y la Albahaca por ejemplo, colocándolas cerca de las ventanas haciendo, a la vez acción de barrera. De estas y otras plantas se derivan los aceites esenciales, entre los cuales encontramos más opciones para ahuyentar zánganos. La Citronella es la esencia mas reputada, pero el Eucalipto, el Geranio, el Patchouli o la Verbena son potentes combativos también. Ellos son el ingrediente clave de los diversos dispositivos que encontramos en el mercado o que podemos, en algunos casos, fabricar nosotros mismos:



- Velas
- Barritas de incienso
- Pulseras
- Lociones corporales
- Difusores
- Pulverizadores, que pueden ser utilizados sobre ropa, cortinas,      
  ventanas, sabanas, etc.




Por otro lado, la Vitamina B1 o Thiamina, es conocida por su acción repelente de mosquitos pues cambia el olor corporal, y los insectos se sienten menos atraídos. Sin embargo cabe recordar que la ingesta de un tipo de Vitamina B (B1, B2, B6, etc.) disociada puede provocar un desequilibrio de las otras, por lo que es mejor no tomarla a largo plazo y, en cualquier caso, consultar con un profesional.

Tratamiento
Si, a pesar de todos nuestros esfuerzos, o a causa de falta de prevención, somos víctimas de sus picaduras, el remedio es, necesariamente, una loción corporal. Como base, podemos utilizar el gel de Aloe Vera que siempre viene a nuestro rescate cuando dañamos nuestra piel, o el aceite de Rosa Mosqueta (gran regenerador), entre otras substancias. La Aromaterapia nos ofrece, además de preventivos, grandes sanadores cutáneos como son la Lavanda, la Manzanilla, o el Árbol del Té. Recordemos que una preparación corporal debe contener 60 gotas de aceite esencial en total por cada 100ml de portador (aceite vegetal o gel). Si la preparación es para el rostro, la proporción es de 20 gotas por 100ml.

Por ultimo, no olvidemos que si los invasores somos nosotros, es decir, si viajamos a lugares donde abundan los mosquitos como los trópicos o países cálidos y lugares húmedos, se debe extremar la precaución, pues sino serán ellos, en su casa y con sus estrategias naturales, quienes nos harán huir.

lunes, 4 de julio de 2016

"Los doce sanadores y otros remedios" de Edward Bach.

Después de casi diez años trabajando con las Flores de Bach, y de haber leído otros libros sobre el tema de diferentes autores, vengo a adquirir la obra original del creador de este sistema, Edward Bach. Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen.


Y, en este caso, es realmente buena pues este librito, a priori básico, me hizo descubrir ciertas consideraciones de Bach sobre su sistema florar, que no había yo descubierto por otras fuentes.

Bach nos habla, pues, en esta obra, la cual es realmente un compendio de varios de sus escritos, de los doce remedios originales y las cuatro "ayudas" que compusieron su sistema en un principio, de los cuales, Impatients, Mimulus y Clemátide fueron los tres primeros que descubrió. Estos doce sanadores iniciales corresponden a los doce malestares básicos del alma, según Bach, entre ellos el miedo, la incertidumbre o el desánimo, para los que descubriría, posteriormente, otros remedios específicos.

En la línea de la Homeopatía, disciplina que influenció al autor en su obra, nos habla de remedios "para aquellos de tez blanquecina" y remedios "para aquellos de tez roja", y detalla diversas formas de enfermar según el temperamento del individuo. De hecho, hay una sección dedicada a sus consideraciones sobre la enfermedad y su tratamiento, con un enfoque totalmente holístico en que relaciona los 7 "principios fundamentales" de la armonía entre el "Ser superior" y el "inferior", con el estado de salud.

La edición que yo he adquirido incluye un análisis numerológico de los 38 remedios, en que se asegura que esta cifra no es casual, y (por una serie de sumas y restas) apunta a la conexión astrológica de las Flores. Una biografía de Bach se incluye también en este título, así como menciones a la obra de su asistente Nora Weeks (The Medical Discoveries of Edward Bach).

Este último va a ser mi siguiente adquisición.

viernes, 1 de julio de 2016

Mandala: Flor de Vida.

Hace ya unos años que empecé a interesarme por los mandalas, al tiempo que mi vena artística despertaba lentamente de su largo letargo. Sin saber demasiado sobre ellos, tuve la inspiración de dibujarlos, cuidando su circularidad y simetría, para lo que improvisé una técnica. Más tarde decidí plasmar para siempre esta fascinación en mi piel con un tatuaje, y en un par de paredes donde fui invitada a pintar mandalas murales.




Pero ha sido en estos últimos meses, en que he gozado del lujo del tiempo libre, cuando mi creatividad artística se ha definitivamente pronunciado, y mi conexión con los mandalas le ha dado un tema que plasmar, en acrílico sobre lienzo.

Y por aquello de la ley de la atracción, el Universo me puso a mano un taller de mandalas, en el marco del Salón de Bienestar, Bio y Terapias en Mandelieu, Francia, municipio vecino de mi nuevo hogar.



Mi pasado como formadora me lleva a un cierto escepticismo cada vez que voy a un curso. Sin embargo tuve suerte, pues Syama, conductora de la actividad, es una gran maestra ducha en el tema. No sólo desarrolló el taller con admirable organización, sino que consiguió, en el espacio de una escasa hora hacer un buen resumen de la teoría de los mandalas, y hacernos dibujar uno a cada uno de los participantes.


Nos explicó cómo estas formaciones circulares están presentes de una u otra forma en la naturaleza, así como en diversas culturas, a menudo asociados a la espiritualidad, cosa que muchos ya sabíamos.



La gran revelación, no obstante, llegó cuando nos mostró cómo el esquema básico de un mandala corresponde sorprendentemente a la multiplicación celular. Es decir, el concepto de mandala está presente en nuestro ADN pues representa el origen. Es por ello que lo llaman "Flor Vida", y que lo encontramos por todo el planeta. Fascinante.

Syama nos administró unos folios y unos dacs de colores, nos explicó de manera sencilla cómo dibujar el esquema, dándonos permiso de equivocarnos (pues nos aseguró que a menudo así se crean cosas nuevas), y nos invitó a explorar combinaciones de colores, según nuestra personalidad y estado de ánimo, en los círculos superpuestos de nuestros mandalas.

Tan exitoso fue el taller que mi acompañante, que asistió al taller por no esperarme fuera, me instó a que comprásemos unos dacs como los de Syama para poder terminar nuestras respectivas obras en casa.